Christina Rosenvinge

Con más de tres décadas de carrera a sus espaldas, Christina Rosenvinge es la única artista española que puede presumir de haber sobrevivido al pop adolescente y de haberse convertido en un icono del pop independiente, de la canción de autor jalonada de desencanto y madurez.

Icono de la movida madrileña, su maratoniana carrera en solitario empieza en 1991 y poco a poco se va haciendo un hueco en la canción de autora. Rosenvinge metamorfosea disco tras disco, su nombre se hace más grande y su rango musical se expande a límites desconocidos. Se rodea de artistas como Lee Ranaldo, Steve Shelley, Benjamin Biolay, Georgia Hubley con los que trabaja en varios de sus discos. “Tu labio superior” (WEA, 2008) y sobretodo “La Joven Dolores” (2011) se consagran como discos referentes de la canción alternativa en castellano.

En “Lo Nuestro” (El Segell, 2015), su última referencia, se muestra oscura e introspectiva, y suma otra capa musical a todas sus anteriores; la capacidad compositiva y el talento de la madrileña son los artífices de un legado extenso y admirablemente diverso.